La Blanca Paloma volará al fin

Este año la Virgen del Rocío prepara su salida de una manera jamás antes vista. Por primera vez y sin que sirva de precedente, ya que se trata solo de un experimento, la Virgen saldrá de la ermita volando en un globo aerostático.

Hará un recorrido por la aldea con el objetivo de que sea más fácilmente visible por los peregrinos, pero sobre todo para celebrar una especie de mini maratón. Los fieles podrán disfrutar de una pequeña carrera popular persiguiendo a la virgen por la itinerario que dirigirá Genaro Cascana, piloto de globos y anterior cohetero de la Hermandad de Bollullos de la Mitación. Un profesional con miles de horas de vuelo en el aeródromo de La Juliana y con cientos de miles de cohetes lanzados con éxito a sus espaldas, en sentido figurado.


Con esta iniciativa, el Consejo de Hermandades del Rocío de toda Andalucía pretende acallar las críticas y dudas relativas a la naturaleza del fervor religioso de los asistentes a la romería más conocida y multitudinaria de España. Los peregrinos tendrán la oportunidad de quemar algunas de las calorías adquiridas durante la bacanal de comida y alcohol, así como expiar desde el esfuerzo y penitencia, cualquier reminiscencia de remordimiento y culpa adquiridos por algún posible exceso de cocaína y sexo adúltero. El famoso aquí te pillo aquí te mato del camino rociero y la que realmente es la “raya real”, quedan incluidas en la idiosincrasia del festejo sin necesidad de ser ocultada o mirada de reojo. Sin duda, un síntoma más que favorable que demuestra el avance como sociedad que estamos experimentando. Y sobre todo, la tolerancia y apertura al cambio por parte de las instituciones católicas.

Descárgate la copia del artítulo completo.